Instrumental contaminado – cómo evitar lesiones

de: Vamasa | Tags: | Comentarios: 0 | 8 junio, 2015

La inmensa mayoría de los cirujanos dentistas, con actividad clínica, han sufrido lesiones con instrumental contaminado. Es muy común que después de atender a un paciente y durante el lavado de instrumentos con cepillos y jabón los estudiantes y odontólogos sufran de lesiones.

El primer paso para manejar una exposición ocupacional, inmediatamente después de un accidente es proporcionar primeros auxilios; los cortes y punciones deberán ser lavados con abundante agua y jabón, las salpicaduras a las mucosas deberán ser enjuagadas con abundante agua. “No se recomienda aplicar desinfectantes u otras sustancias irritantes sobre las lesiones. La Norma Oficial Mexica NOM- 010-SSA2-1993 indica cómo se deberá evaluar el riesgo de infección por VIH a quien sufra lesiones accidentales con instrumental contaminado”. (Acosta, 1994)

Las lesiones durante el lavado de instrumentos se pueden evitar; en la actualidad existen eficientes y excelentes aparatos de bajo costo que impiden que el odontólogo o el estudiante estén expuestos a VIH o hepatitis B por exposición a sangre y fluidos corporales.

Los ultrasonidos digitales a través de las ondas ultrasónicas realizan el lavaultrasonido digitaldo y tallado de los instrumentos; además, ayudan a optimizar el tiempo del profesionista ya que mientras se realiza la limpieza de las herramientas de trabajo el dentista puede hacer otras labores.

Una ventaja adicional de estos equipos es que están diseñados para controlar el tiempo y la temperatura del lavado y cuentan con válvula de drenado para rápido desagüe del líquido.

El secreto del lavado de instrumentos está también en la sustancia o jabón que pueda realmente garantizar la desinfección. En la actualidad existen soluciones que descomponen los residuos orgánicos como la sangre y el óxido; previenen la reproducción de baterías y la contaminación cruzada en la solución.

Recuerda, todo paciente espera y merece recibir atención segura con instrumental estéril. La desinfección no sustituye a la esterilización, pero sí forma parte fundamental de la seguridad del paciente.

Acosta E. Transmisión de infecciones en el consultorio dental. Revista Práctica Odontológica, 1994